La Trazabilidad Alimentaria en Perú

La seguridad del consumidor se ha convertido en una de las cuestiones más críticas y prioritarias de la cadena de abastecimiento alimentaría. A pesar de los esfuerzos de los integrantes de la cadena alimentaria de productos frescos, los problemas de seguridad no pueden excluirse por completo. Sin embargo, un sistema de trazabilidad efectivo y de costo-eficiente puede indicar con precisión tal problema, dentro de una región específica, lugar de embalaje, grupo de productores, productor o incluso un área, más que dentro de todo un grupo de producción. Al reducir el potencial campo de acción de un problema, se actúa de conformidad a los requisitos legales, y se puede reducir el impacto económico negativo sobre los integrantes de la cadena de abastecimiento, los que no son responsables de que todo esto suceda.

Desde una perspectiva de salud pública, al mejorar la velocidad y exactitud del rastreo y localización de los artículos alimentarios implicados, se puede ayudar a disminuir los riesgos relacionados a la seguridad alimentaria. La rápida y efectiva trazabilidad puede, también, minimizar el gasto innecesario de recursos privados y públicos, y aliviar las preocupaciones del consumidor. Más aún, el rastreo de artículos alimentarios en cuestión puede ayudar a los servicios de salud pública y a los operarios industriales a determinar las causas potenciales de un problema, con lo que proporcionarían la información necesaria para identificar y minimizar los riesgos a la salud.

La trazabilidad es fundamental por el impacto que los incidentes y las preocupaciones por la seguridad alimentaria tienen sobre los consumidores, compañías, grupos de productos, gobiernos y comercio. Debido a la diversidad de prácticas internacionales en la cadena de abastecimiento de productos, es imperioso que los productores, empacadores, importadores / exportadores y proveedores logísticos, trabajen con sus pares en la distribución y la venta al por menor, a fin de desarrollar tecnologías y estándares que permitan la identificación, a fin de acompañar al producto, desde el campo hasta el minorista. Acordada según procedimientos y estándares para la identificación y documentación del producto, la trazabilidad permitirá un rastreo rápido y automatizado de las unidades comerciales del producto individual.

La implementación de los sistemas de trazabilidad públicos y privados, por medio de la captura automatizada de datos, procesamiento electrónico de datos y comunicaciones electrónicas, puede mejorar significativamente la exactitud y velocidad del acceso a la información sobre la producción y destino del alimento. Estos pueden disminuir el riesgo y la inseguridad de la cadena de abastecimiento y entre las partes comercializadoras. Todo esto, sin embargo, requiere una visión holística de la cadena de abastecimiento alimentaria, la que solamente podrá lograrse desarrollando estándares comerciales internacionales.

Infoagro, en el Resumen Ejecutivo de las Normas de Trazabilidad para Productos Frescos que ha colgado en su Web www.infoagro.com/hortalizas/trazabilidad.htm señala lo siguiente:

Las “Normas de Trazabilidad para Productos Frescos” (guías FTP), han sido desarrolladas juntamente con el “EuroHandels institute” (Instituto EuroHandel – EHI), la “European Association of Fresh Produce Importers” , (Asociación Europea de Importadores de Productos Frescos – CIMO), el ” Euro Retailer Produce Working Group” (Grupo Europeo de Trabajo para Producto Minorista -EUREP), la “European Unión of the Fruit and Vegetable Wholesale, Import and Export Trade” (Unión Europea de Comercio Mayorista de Importación y Exportación de Frutas y Verduras – EUCOFEL) y la “Southern Hemisphere Association of Fresh Fruit Exporters “(Asociación de Exportadores de Fruta Fresca del Hemisferio Sur – SHAFFE). Las normas FPT deberán ser leídas juntamente con las “Especificaciones Generales del EAN.UCC”. La adopción de dichas normas es voluntaria. Las mismas definen los requisitos mínimos para la trazabilidad de productos frescos y se aplican a productos sujetos a nomenclatura de código de uso, comenzando con los dígitos 07 y 08.

El propósito de estas normas es proporcionar un acercamiento en común, al rastreo y localización de productos frescos, por medio de un sistema de numeración y de codificación de barra, aceptado internacionalmente – el sistema EAN.UCC. El grado de implementación con que se llevarán a cabo estas normas, puede variar debido a diferencias en las operaciones comerciales. Sin embargo, el uso de estándares de identificación y comunicación comunes mejorará significativamente la exactitud y velocidad de acceso a la información sobre la producción y el origen de los productos frescos.

TRACTUS es un software para la gestión completa de empresas vitivinícolas y apícolas que ofrece la gestión completa de la trazabilidad de la miel y el vino. Si necesita más información puede rellenar el siguiente formulario de contacto:

Deja un comentario